Consejos útiles y precauciones al presentar su Income Tax
¿Cómo escoger su preparador de impuestos?

El Internal Revenue Service (IRS) es muy claro cuando se trata de presentar declaraciones de impuestos personales: "Si usted le paga a alguien para preparar su declaración de impuestos, elija cuidadosamente a esa persona. Todo contribuyente es legalmente responsable de su propia declaración, aún cuando otra persona se la prepare. Así que, es importante que usted escoja cuidadosamente a la persona u oficina que le preparará su declaración de impuestos personal.
La mayoría de los preparadores son profesionales, honestos y proveen excelente servicio a sus clientes", indica esta agencia.

Cualquier persona puede preparar su propia declaración de impuestos guiándose por las instrucciones que aporta el IRS tanto en inglés como en español en sus respectivos formularios del Income Tax. Pero si la preferencia particular es escoger a alguien para que llene las casillas y saque las cuentas, entonces por ley se debe escoger a alguien con poder para hacerlo. "Solamente los abogados, contadores públicos certificados y preparadores inscritos pueden representar al contribuyente ante el IRS en cualquier asunto, incluyendo auditorías, cobros y apelaciones. Otros preparadores de las declaraciones de impuestos pueden representar al contribuyente en auditorías, pero solamente en relación a las declaraciones que ellos mismos prepararon y firmaron", explica el IRS.

De hecho, la ley federal exige a quien realice la declaración con cobro de por medio que firme la declaración y provea la información requerida en el espacio del preparador que está en el formulario. Pero es importante saber que aunque un preparador pagado firme la declaración, cada quien es responsable personalmente por toda la información, anotaciones y cifras que se incluyan en su declaración de impuestos. El preparador siempre debe entregar copia de la declaración a la persone que lo contrate, no importa si la hace en computadora.

Toda la información que se ponga en el formulario 1040 del Income Tax debe ser revisada minuciosamente y asegurarse de la veracidad de la misma. Verificar que los nombres, dirección, número de Seguro Social, todas las cifras y montos estén correctos. Siempre se pueden hacer enmiendas a una declaración ya hecha y enviada al IRS, pero es preferible evitar este trámite y remitirla correctamente desde el principio. La firma de la persona, y del preparador si usa alguno, debe hacerse en tinta, nunca en lápiz, después de revisar todo.

"Si usted ha otorgado autorización específica mediante un poder legal entregado al IRS, usted podrá solicitar al IRS que envíe copia de su correspondencia a su preparador o representante, también puede solicitar que su cheque de reembolso le sea enviado a su preparador o representante; aunque solamente usted puede firmar y cobrar el cheque de reembolso. Para mayor información sobre Poderes, consulte el Tema 311, Información Sobre Poderes Legales", explica el Internal Revenue Service.

Asimismo, esta agencia federal informa que en la planilla 1040 hay un nuevo encasillado que permite a una persona otorgar a su preparador la autorización para comunicarse con el IRS sobre asuntos relacionados a la manera en que su declaración fue preparada, temas de pago o reembolso y errores matemáticos.

El IRS enfatiza la importancia de escoger a preparadores profesionales calificados si los contribuyentes necesitan ayuda en la preparación de su declaración de impuestos. Porque los "preparadores de impuestos no-calificados podrían pasar por alto deducciones o créditos legítimos los cuales podrían causar al contribuyente pagar más impuestos que lo que le corresponde pagar. Preparadores no-calificados podrían cometer graves errores, ocasionando que sus clientes contraigan mayores deudas tributarias, multas e intereses".

Algunos consejos que brinda esta entidad para evitar problemas al declarar sus impuestos si usa a una preparador son:

1- La ley requiere que un preparador de impuestos pagado firme la declaración.

2- Evite a los preparadores que anuncian poder obtener un reembolso mayor que los demás preparadores. Si su declaración es preparada correctamente, todo preparador deberá coincidir en números similares.

3- Tenga cuidado con los preparadores que le garanticen resultados en base a alguna cuota o en base a un porcentaje del reembolso esperado.

4- Elija a un preparador que esté disponible en caso que más tarde el IRS le haga preguntas con respecto a su declaración y que le preste la atención debida. Pregunte quién preparará la declaración antes de contratar el servicio. Evite los negocios donde su declaración le será delegada a alguna persona con menos experiencia o conocimiento. Usted deberá saber exactamente quién trabajará en sus asuntos tributarios y cómo comunicarse con esa persona, porque al fin y al cabo, es usted quien está pagando por ése servicio.

5- Investigue si su preparador tiene un historial dudoso con el Better Business Bureau, la asociación estatal de contadores, asociación estatal de abogados o la oficina estatal del procurador general.

6- Asegúrese que el preparador tiene las credenciales adecuadas conforme a su situación tributaria: preparador inscrito con el IRS, contador público certificado (con licencia del estado) o abogado en impuestos.

7- Investigue si el preparador está afiliado con alguna organización profesional que provea o requiera a sus miembros educación continua y que cumplan con un código de ética.

8- Infórmese en www.irs.gov sobre planes de refugio tributario y artimañas abusivas. Recuerde, si le parece demasiado bueno como para ser cierto, probablemente lo es.

9- Además, el IRS puede ayudar a muchos contribuyentes sin tener que recurrir a un preparador pagado. Antes de buscar la ayuda de un preparador pagado, el contribuyente puede informarse sobre la asistencia que puede obtener directamente del IRS.

El Servicio de Rentas Internas advierte: "Desafortunadamente, existen preparadores inescrupulosos que causan grandes daños financieros y legales a sus clientes. Ejemplos de actos cometidos por estos preparadores inescrupulosos incluyen la preparación de declaraciones falsas tanto en papel como por medio electrónico, dichas declaraciones contienen gastos personales o de negocios no verificados, deducciones falsas, reclamos por créditos a los que el contribuyente no es elegible y exenciones excesivas. La evasión de impuestos es riesgosa y es un crimen, el cual puede ser castigado por un máximo de cinco años en prisión y una multa de $250.000. Recuerde, no importa quién prepare la declaración de impuestos, el contribuyente es legalmente responsable por toda la información que aparece en su declaración de impuestos"

Y esta agencia finaliza con una recomendación: "Para reportar actividades sospechosas de fraude contributivo, complete la Forma 3949 A (en inglés) o una carta que contenga información similar, y envíela por correo al Internal Revenue Service, Fresno, CA 93888".

La fecha tope para presentar la declaración de impuestos para el año contable 2008 es el 15 de abril de 2009. Puede pedir un prórroga, pero debe someter el formulario 4868 máximo ese día y pagar los impuestos que debe, si adeuda, o al menos un aproximado si no ha podido hacer los cálculos. Pero si paga de menos, tendrá intereses recargados sobre el monto restante no cancelado.


Foto: Archivo

Abril 2009







Copyright © ElParacaidista.com - Prohibida la reproducción y difusión en cualquier medio
sin previa autorización de ElParacaidista.com
.