Estrategia, licencia o certificación e inglés son las claves
Busqueda de empleo en hospitales


Los profesionales de la salud que incursionan al mercado de trabajo estadounidense se encuentran ante ciertos desafíos si vienen graduados del extranjero.

Para buscar trabajo en hospitales y centros de salud de Florida o de otros estados del país como médicos, enfermeros, farmacéuticos, asistentes médicos, instrumentistas quirúrjicos, técnicos de laboratorio y radiólogos, terapistas físicos, entre otras posiciones, se debe tener claro ante todo la necesidad de haber aprendido el idioma y completado el proceso de certificación u obtención de licencia ante las entidades gubernamentales reguladoras del estado donde se pretenda laborar (ver Guías de Revalidación de Títulos Profesionales Extranjeros).


Estatus para trabajar
Igual de importante y obligatorio es tener estatus vigente de inmigración que permita trabajar en el país (ver Visas que Permiten Trabajar en Estados Unidos y Senderos para lograr la green card), como pueden ser la ciudadanía, residencia permanente, asilo aprobado, petición de asilo en proceso, TPS (Temporal Protected Status), visas de acompañantes de portadores de visas de trabajo, entre otros.

Generalmente las visas para trabajar no se piden al capricho del extranjero, sino por la necesidad de una empresa estadounidense de contratar mano de obra que no consigue en el país. El Departamento de Estado de Estados Unidos, entidad que controla y emite las visas en estrecha colaboración con el US Citizenship and Immigration Services (USCIS) que depende del Department of Homeland Security (DHS), explica: "Si usted quiere trabajar temporalmente en EEUU, bajo la ley de inmigración, usted requiere una visa específica basada en el tipo de trabajo que estará haciendo. La mayoría de las categorías de trabajador temporal requieren la aprobación de una petición por parte del DHS, US Citizenship and Immigration Services (USCIS), antes de que usted pueda solicitar su visa".

Una vez saldado esos requisitos, se deben contactar los departamentos de recursos humanos o administración de clínicas y hospitales que se estén considerando, y generalmente en los websites de estas entidades hay secciones señaladas expresamente para oportunidades de empleo.

Las comunicaciones con estos centros deben ser realizadas en inglés. Si los interesados aún no tienen la licencia para ejercer, igual pueden dejarles saber a los encargados de contratación que están llevando a cabo el proceso o iniciándolo. Hay que recordar que si se trata de profesionales extranjeros, que aún no tengan estatus para trabajar, el hospital deberá pedirlos como trabajadores especializados con una visa H1-B u otra clasificación pertinente, y que ese trámite se puede tardar entre seis meses y un año (hay posibilidad de que salga antes si se entra en la vía del fastrack y se paga un fee adicional). Durante este tiempo los profesionales graduados en el extranjero podrían aprovechar para completar su proceso de obtención de licencia (aunque algunos trámites como el de los médicos tardan más que eso), pero es importante saber que esta credencial sólo se emite a nombre de una persona que tenga estatus vigente de trabajo, de modo que el trámite migratorio y la obtención de licencia están estrechamente enlazados.

Lo importante es que el profesional concientice la necesidad de presentarse con estos requisitos adelantados o en trámite y expresarlo claramente en su carta a los potenciales empleadores. Alguien que escriba en español, no sepa inglés aún y no tenga idea de los procesos de obtención de licencias para ejercer estará mucho más lejos de lograr un empleo en el área que otra persona que exprese su conocimiento del tema y su voluntad de seguir todos los pasos correctamente en el menor tiempo posible, en caso de que haya demanda en esa profesión y escasez de mano de obra lo que impulsará al centro médico a acceder a patrocinar una visa de trabajo.

En este sentido, el Departamento del Trabajo de Estados Unidos reporta un alza proyectada de un 37% en nuevas posiciones para physician asistants (asistentes médicos, que no deben confundirse con medical assistants o ayudante o auxiliar médico) entre 2016 y 2026, siendo una de las ocupaciones de más alto crecimiento con un salario anual promedio de $108.610 registrado a 2018. Asimismo los enfermeros practicantes o nurse practitioners registran una subida de 36% para el mismo período con un sueldo anual de $107.030, y son conocidos también como advance nurse practitioner o advanced practice registered nurse (APRN). Siguen en la lista los physical therapist assistants (asistentes de terapia física) con un 31% ($58.040), genetic counselors (consejeros genéticos, $80.370), medical assistants (ayudantes médicos, $33.610), occupational therapy assistants (asistentes de terapia ocupacional, $60.220) y physical therapist aides (auxiliares de terapia física, $26.240) todos con 29%. Los empleos para physical therapists (terapistas físicos, $87.930) crecerán 28%, mientras que para masajistas terapéuticos aumentan en 26% con un salario de $41.420.

Conocer el modus operandi
Es muy difícil para los empleadores considerar candidatos que no estén familiarizados con las maneras de operar en Estados Unidos y que no cumplan con los mínimos requisitos exigidos (idioma y licencia).

Continuar >


Por: Ira Guevara

Foto: Archivo

Agosto 2019

 



Copyright © ElParacaidista.com - Prohibida la reproducción y difusión en cualquier medio
sin previa autorización de ElParacaidista.com
.