Permiten trabajar en EEUU con estadías tope de 15 meses y 3 años
Q y J: visas de programas de intercambio

Estados Unidos abre sus puertas a los extranjeros deseosos de participar en programas de visitantes de intercambio educativo y/o cultural y para demostrar su beneplácito tiene dos tipos de visas de categoría no inmigrante especialmente diseñadas: la J-1 y la Q-1. La primera responde a programas de intercambio educativo y cultural designados por el Departamento de Estado y la segunda se usa para programas internacionales de intercambio cultural estipulados por el Buró de Ciudadanía y Servicio de Inmigración de Estados Unidos (USCIS).

"El programa 'J' de visitantes de intercambio está diseñado para promover el intercambio de personas, conocimiento y destrezas en el campo de la educación, artes y ciencias", describe el USCIS. Ejemplo de sus beneficiarios son: estudiantes de todos los niveles académicos, becados, personas en entrenamiento de trabajo con ciertas firmas, instituciones y agencias, maestros de primaria, secundaria y de escuelas especializadas, profesores que lleguen a enseñar o a hacer investigación en instituciones superiores de aprendizaje, becados en investigaciones, profesionales en entrenamiento en el área médica y campos afines y visitantes internacionales que lleguen con el propósito de viajar, observar, hacer consultoría, conducir investigaciones, entrenamiento y compartir o demostrar su conocimiento o destrezas especializadas, o para participar en programas de persona a persona.

La meta del programa de intercambio cultural Q es proveer entrenamiento práctico y empleo, amén de compartir en Estados Unidos la historia, cultura y tradiciones del país de origen del participante.

Dentro de los programas de intercambio se encuentran las becas otorgadas por Estados Unidos u otros países que tengan acuerdos especiales con Estados Unidos en esta materia. De hecho, ambas visas necesitan el patrocinio de una empresa u organización que provea los recursos financieros que cubran los costos de estadía (e incluso el pago de un salario) del participante, aunque con la J la persona también puede hacerse cargo de los costos.

Las visas J y Q tienen un tiempo de vida que dependerá de la duración del programa bajo el cual participe el portador. Generalmente la J puede durar hasta tres años y la Q hasta 15 meses. El cónyuge e hijos menores de 21 años de edad de un J-1 tendrán su respectiva visa J-2 de acompañantes, que es apta para trabajar y para estudiar sin necesidad de cambiar de estatus, pero el ingreso no puede usarse para sostener al J-1. La visa Q no admite acompañantes.

Los aspirantes a la J deberán demostrar que cuentan con suficientes fondos para cubrir todos sus gastos durante su estadía en Estados Unidos o estos fondos deberán ser provistos por la organización que los patrocine, en forma de beca o estipendio. Los interesados en la Q recibirán pago por el empleador que los patrocine y emplee y este monto debe ser equiparable al que devengan los trabajadores en Estados Unidos en ese campo.

Otro requisito importante para los portadores de la J es tener suficiente preparación escolástica para participar en el programa designado, incluido el conocimiento del idioma inglés o el programa de intercambio debe estar diseñado para acomodar a candidatos que no dominen esta lengua. En el caso de los Q, deben ser mayores de 18 años de edad y ser capaces de comunicar efectivamente los atributos culturales de su país de nacionalidad.

Tanto aspirantes a la J como a la Q deben demostrar fehacientemente que tienen su residencia en un país extranjero y que no tienen intención de abandonarla.

Requisito de residir fuera por dos años

Generalmente, al terminar sus estudios, entrenamiento académico, investigación, etc. del programa de intercambio, la persona con visado J-1 tendrá que cumplir con un requisito obligatorio: vivir por dos años físicamente fuera de Estados Unidos, país al que no podrá regresar antes de ese período con otra visa que no sea la de turista (B-2). Se debe señalar que el tiempo que la persona pase en Estados Unidos como turista no contará para el tiempo total de los dos años que debe pasar fuera. No podrá, entonces, optar por una visa de inmigrante, de trabajo temporal ni de estudios si en su caso aplica la restricción, hasta que cumpla con el tiempo necesario fuera, a menos que le aprueben una excepción o waiver.

Hay ciertos requerimientos especiales para los visitantes bajo el programa J en el área de educación o entrenamiento médico: deben pasar la evaluación Foreign Medical Graduate Examination (examen para graduado médico extranjero) en Ciencias Médicas, demostrar competencia en el inglés y están sujetos a los dos años de residencia fuera, luego de completar su programa. También deberán acogerse a los límites de tiempo de su programa. Los médicos que viajen a Estados Unidos bajo un programa de intercambio con el propósito de observar, consultar, enseñar o realizar investigación en la cual haya poca o ninguna actividad de cuidado de salud de pacientes no están sujetos a los requerimientos antes mencionados.

Trabajo con J de estudio
Si el visitante de intercambio bajo la J está estudiando, una vez culminados sus estudios podrá trabajar (entrenamiento académico). Pero el puesto tendrá que ser aprobado como idóneo para que el estudiante amplíe los conocimientos adquiridos. Usualmente autorizarán la mitad del tiempo total de estudios con la J, entre 12 y 18 meses.

Los aspirantes a la J deberán presentar la forma DS-2019 Certificate of Eligibility for Exchange Visitor (J-1) Status preparada por la organización que le patrocina. Para la Q la empresa espónsor debe llenar la planilla I-129, Petition for Nonimmigrant Worker a nombre del interesado. Más datos en: www.uscis.gov (en inglés).

Fuente: USCIS.

Foto: Archivo

Junio 2012







Copyright © ElParacaidista.com - Prohibida la reproducción y difusión en cualquier medio
sin previa autorización de ElParacaidista.com
.