Protegen sus derechos ante cualquier problema que enfrente
Defensa al consumidor en Miami-Dade

Ya sea frente a un comerciante inescrupuloso, un médico abusivo o un mecánico que infle los precios, los consumidores del condado Miami-Dade tienen un lugar donde se guardan sus derechos y las denuncias son tomadas con mucha seriedad. Pertenece al condado de Miami-Dade y como su nombre lo indica, División de Protección al Consumidor, su función principal es proteger a los consumidores, además de regular y brindar licencias a distintas profesiones u oficios.

"Esta división quiere asegurarse que los ciudadanos estén protegidos obligando a que los comerciantes tengan las licencias y permisos en regla y que se cumplan todas las leyes de protección al consumidor. Los inspectores llevan a cabo investigaciones permanentes e identifican a quienes violan las leyes, además de vigilar que se cumplan perfectamente todos los requisitos de empaque y etiquetado de comida, identificación en la carne, día de vencimiento de productos comestibles, venta de comida Kosher, requerimientos en negocios de alquiler de carros y un sinnúmero de actividades", explica Matty Millet del Departamento de Servicio al Consumidor en la División de Protección al Consumidor del condado Miami-Dade.

Básicamente es un Departamento que funciona con varias divisiones: la primera es la división agrícola que brinda educación a la gente de este sector para que aprendan a hacer sus siembras y cosechas, en segundo lugar está la división que regula el funcionamiento de vehículos de personas que tienen licencia de chofer para manejar taxis, limusinas, autobuses escolares. En este caso les expiden sus licencias, dan cursos anuales para capacitación y los inspectores controlan que todo esté en regla, que se cobren las tarifas establecidas, etc.

Finalmente, la División de Protección al Consumidor brinda licencias y regula a cerrajeros, compañías de mudanza, mecánicos y a las personas que tienen contadores de agua en apartamentos para que cumplan con todas las ordenanzas.

"Por ejemplo, en el condado hay más de 9.000 mecánicos de automóviles registrados y como 2.000 talleres. Todas estas personas tienen que venir anualmente a renovar sus licencias y los mecánicos tienen que hacer un curso de actualización de 16 horas anuales. Nuestros inspectores van todos los meses a cierto número de talleres y de la misma manera controlan que todo esté de acuerdo a las leyes. Así regulamos desde los supermercados hasta los mapas que se les dan a los turistas cuando vienen", amplía Millet.

Cómo expresar su queja como consumidor
Según nuestra experta entrevistada hay varias maneras de presentar una queja y todas son escuchadas con igual seriedad. Sea cual fuere la situación que ha vivido como consumidor puede presentar su denuncia y el servicio es totalmente gratuito: si fue estafado en un negocio, si le vendieron un producto fallado, si la comida que compró en el supermercado estaba en mal estado, si no le han querido cambiar ropa o si la cuenta que debe pagar le llegó más alta de lo que pensaba. No importa su estatus legal o su situación migratoria. Ya sea ciudadano o turista puede y debe presentar su queja para ayudar a que otros no sean estafados. Los inspectores atenderán su llamada, le tomarán sus datos y anotarán los detalles del incidente. A partir de eso se pone en curso una investigación y si la queja no corresponde a un departamento del condado Miami-Dade los inspectores le indicarán adónde deben dirigirse. Si el problema es del condado el inspector pedirá a la persona que se presente personalmente para llenar un formulario o se lo envían por correo para que el interesado lo llene. En el formulario se le pregunta cuál fue el problema, qué hizo la persona y se deben incluir copias de recibos, cartas y toda la información que sirva para aclarar el asunto. Cuando está todo por escrito la persona debe firmar para dar autorización al inspector para indagar en todos los factores y darle curso a la investigación. La duración del proceso depende de cada caso. Muchas veces los mismos responsables del fraude llegan a un acuerdo para evitar problemas. En otros casos la situación llega hasta la corte. La mayoría de las veces los inspectores consiguen que se devuelva el dinero al consumidor.

Esta división también brinda información sobre empresas y compañías cuando la persona quiere saber datos de si este negocio es legal y no ha cometido fraudes. Pueden llamar a Defensa del Consumidor (siempre y cuando tengan alguna denuncia o queja previa con dicho departamento) y ellos les informarán.

La oficina de Defensa del Consumidor está localizada en 140 West Flagler Street, Room 903, Miami, Florida 33130.
Línea para llamadas a Defensa del Consumidor
T + 305-375-3677 (le atenderán en español).
Licencias para negocios T + 305-375-4222.
E mail: consumer@co.miami-dade.fl.us
www.miamidade.gov.


Foto: Archivo

Diciembre 2011






Copyright © ElParacaidista.com - Prohibida la reproducción y difusión en cualquier medio
sin previa autorización de ElParacaidista.com
.