Guía completa para reconocer si es o no un fraude
Trabajo desde la casa: cómo protegerse

El mercado laboral ofrece cantidad de opciones a personas que quieran trabajar desde sus hogares: desde ensamblar productos, rellenar sobres, armar artesanías o bisutería, investigar o llenar bases de datos utilizando su propia computadora, hasta procesar boletas médicas son algunos ejemplos de las ofertas que se encuentran disponibles.

Aunque las propuestas puedan resultar interesantes con promesas de grandes ganancias por poco esfuerzo, horarios flexibles y sin gastos de transporte, es imprescindible que aquellas personas interesadas en entrar en este rubro laboral tengan varios factores en cuenta antes de enviar dinero o comprometerse.

Minusválidos físicos, personas indocumentadas (muchas corporaciones no piden número de Seguro Social, ya que argumentan que la persona no es empleada de la empresa sino un trabajador independiente), inmigrantes recién llegados, ancianos o amas de casa son los candidatos principales que responden a los requerimientos de compañías que les ofrecen ganar grandes cantidades de dinero en poco tiempo, sin moverse de la casa.

"Nuestro foco para proteger a los consumidores son estas empresas que ofrecen trabajar desde la casa con ganancias que realmente nunca se pueden cumplir, se llaman oportunidades ilegítimas o simplemente engaño. El problema es que hay muchísimas ofertas, por lo tanto hay que verdaderamente examinar qué es lo que ofrecen antes de embarcarse e invertir dinero", recomienda vehementemente Rosario Méndez, Coordinadora de Protección al Consumidor del FTC (Federal Trade Commission), organismo federal encargado de monitorear fraudes al consumidor y recopilar denuncias.

En la mayoría de los casos estas empresas ofrecen empleo por los periódicos u otros medios de comunicación, exigen que los interesados manden dinero de entrada con la promesa de que recibirán los elementos para desarrollar el trabajo, que luego tienen que enviar ensamblado o completo.

"La estafa más conocida y antigua es la de enviar $30 para recibir un ensamblado de bisutería o cualquier cosa. Cuando se hace el trabajo y se envía, entonces siempre tiene algún defecto y el consumidor jamás recibe su pago. Pero ahora todo es más sofisticado y por lo tanto más peligroso para que los incautos caigan: por ejemplo, piden enviar $100 para llenar facturas de médicos con la promesa de que los doctores los contactarán para contratarlos. Los médicos no hacen eso. Todo esto es sospechoso desde el comienzo y cuesta a los consumidores miles de dólares de pérdida", indica Susan Grant, Directora de la National Consumers League, desde Washington, D.C., fundación sin fines de lucro establecida a nivel nacional para monitorear estafas a la población.

Maneras de protegerse y estar prevenido
El abogado Pablo Zylberglait de Defensa del Consumidor del FTC recomienda varios puntos a tener en cuenta antes de comenzar a trabajar desde casa para estas empresas:

  • "No entrar en un negocio sin antes pedir referencias.

  • Confirmar todos los datos con el BBB (Better Business Bureau), ellos reciben su consulta e investigan los datos que usted les brinda sobre dicho negocio y no les dan un buen puntaje si al menos no llevan un año funcionando.

  • Hay muchas trampas en este tema: si les hablan, por ejemplo, de ensamblar manualidades, el engaño está en la venta de los materiales, la persona los fabrica y al devolver el trabajo terminado la compañía no se lo recibe porque dice que tiene fallas de calidad. Hay que estar muy atentos a todos estos trucos y tener cuidado con la información personal que le pidan.

  • Si ha sufrido un fraude conserve toda la documentación porque puede presentar su queja a nivel federal, ir al procurador general del estado, autoridades locales del condado o reportar a la policía.

  • Aunque su denuncia sea anónima estará ayudando a parar el fraude porque esa empresa entra en investigación y nuestro organismo ordena su cierre".

Señales de fraude
"Es importante utilizar el sentido común porque desgraciadamente para hacer dinero hay que trabajar, si le están haciendo promesas demasiado grandes como por ejemplo: por una inversión de $100 desde su casa, sin hacer mucho esfuerzo, vas a triplicar esa inversión semanalmente, eso parece demasiado bueno para ser cierto. Si van a dar mucho dinero por estar sentado en tu casa sin hacer mucho ya posiblemente eso es una alerta de que es una estafa", indica Méndez.

La experta además recomienda tener en cuenta las siguientes señales:

- Nunca ofrecen salario regular.

- Promete grandes ganancias con trabajo a medio tiempo.

- Utilizan testimonios personales en los avisos de gente que ha ganado mucho dinero, pero nunca identifican a esa persona como para que se pueda comprobar la información.

- Piden dinero por adelantado para instrucciones o piezas, pero nunca explican con antelación cómo opera el negocio.

- Aseguran un mercado garantizado y gran demanda por su trabajo.

- Dicen que la experiencia no es necesaria.

- Roban su dinero y no dan nada a cambio.

La FTC brinda las siguientes recomendaciones para que los consumidores las consideren antes de invertir su dinero en un emprendimiento comercial u oportunidad de trabajo en casa:

  • ¿En el anuncio se promete mucho dinero a cambio de poco esfuerzo? En los anuncios fraudulentos se usa un anzuelo con una carnada similar: "Dinero rápido. Trabajo mínimo. Sin riesgo. Y la ventaja de ser su propio jefe trabajando desde su casa".

  • En situaciones en que se ofrece algún tipo de negocio aparte del trabajo desde la casa, la ley establece que, antes de aceptar dinero de parte de un potencial inversor, los promotores deben entregarle documentos informativos importantes. En caso de que el promotor no los ponga a disposición del inversor voluntariamente, busque otra oportunidad.

  • Para iniciar cualquier tipo de negocio o inversión hay que intentar contactar a los responsables de las transacciones, hablar con los inversores actuales y tener mucha precaución con los llamados "ganchos" - impostores pagados por los operadores fraudulentos. Si el negocio implica salir de la casa para realizar tareas en la calle hay que visitar los locales comerciales personalmente. Y en caso de ser necesario, obtener consejo profesional. No vale la pena perder los ahorros de toda su vida por economizarse unos pocos cientos de dólares en consultar un abogado, contador u otro experto en el tema.

Para obtener más información, en inglés y en español, sobre cómo detectar y evitar las estafas de oportunidades de negocio, los consumidores pueden visitar en Internet los websites: http://ftc.gov/bcp/conline/edcams/bizopps/espanol.html o http://ftc.gov/workathome/espanol.

Fraudes más comunes
Según el Better Business Bureau, las estafas más corrientes son:

Ensamblado de productos:
dinero rápido ensamblando, no experiencia necesaria. Este esquema requiere que el consumidor invierta cientos de dólares en instrucciones y materiales para ensamblar productos de una empresa que promete comprarlos al final. Generalmente cuando se ha enviado el trabajo terminado la compañía decide no pagar porque el producto "no alcanza los estándares requeridos". El consumidor queda entonces con mercadería imposible de vender.

Cadenas de cartas: el anuncio típico dice, "haga copia de estas cartas y envíelas a las personas que les indicamos. Todo lo que tiene que hacer es enviar $10 para nuestra lista. Mire esta información y reciba cientos de dólares inmediatamente". Los únicos que se benefician de esto son los pocos que están al tope de la cadena que constantemente cambian de direcciones postales y nombres. Intentan intimidar a los consumidores diciendo que tendrán mala suerte o describiéndose a sí mismos como poderosos profesionales argumentando códigos y leyes ficticios si no se cumple lo que ellos dicen.

Llenado de sobres: el anuncio típico dice "$350 a la semana garantizado trabajando dos horas desde su casa rellenando sobres". Al responder a esto el consumidor no recibe los sobres sino material promocional pidiendo dinero en efectivo para enseñar planes de hacer dinero. Los detalles usualmente son instrucciones de cómo entrar en el negocio para poner los mismos avisos y para hacer esto se necesita una inversión de cientos de dólares para avisos, correo, sobres. El sistema se alimenta de más y más personas a quienes ofrecen el mismo plan. Según el Servicio de Inspecciones del Correo de Estados Unidos, "prácticamente en cualquier negocio el llenado de sobres es una operación mecánica que utiliza maquinaria, lo que elimina automáticamente cualquier posibilidad de ganancia a individuos. El Servicio de Inspección no conoce ninguna promoción de trabajo desde la casa que haya producido la ganancia que prometen".

Marketing multi nivel: el anuncio típico dice que la persona puede ganar miles de dólares mientras está relajada en su casa y otros trabajan por ella. Tampoco requieren experiencia. El marketing de multi nivel es un negocio muy expandido y serio y hay gente que gana dinero con esto vendiendo a sus colegas o vecinos o amistades. Estas personas son distribuidores independientes que venden y a la vez reclutan otros vendedores. Las pirámides ilegítimas se parecen a esto con la diferencia obvia de que no reclutan a nadie ni es para vender el producto. La nueva víctima invierte dinero, pero no tiene suficientes productos para vender. Las personas en la base se quedan con algunos productos y llega un momento en que el sistema colapsa y solamente los de la punta de la pirámide han hecho dinero.

Negocios online: el anuncio tradicional promete convertir la casa y la computadora en una máquina de hacer dinero, al recibir un disquete de computadora y hacer que la persona se convierta en una empleada de varias empresas sin salir de su hogar. Lo que se paga en realidad es por una guía de los trabajos que se pueden hacer desde el hogar (los mismos que ya han sido listados en este especial). El disquete que envían no sirve de nada lo mismo que la guía.

Procesamiento de quejas médicas: el anuncio ofrece ganar entre $800 y $1.000 semanales procesando reclamos de aseguradoras con profesionales de la salud como doctores o dentistas. En este caso los promotores de este fraude utilizan anuncios televisivos e inclusive ferias de empleo. El consumidor es obligado a comprar programas de computadora por un costo de $70, se le dice que su trabajo será coordinado por compañías aseguradoras y una computadora central, se le requiere pago por entrenamiento adicional y le presionan para que la decisión sea inmediata. En general el entrenamiento es superficial y el promotor va a demorar el procesamiento del trabajo argumentando errores. No hay una computadora central y la persona queda con el trabajo en la mano sin tener a quién dárselo.

El proceso de búsqueda
A pesar de que la gran mayoría de estos trabajos son fraudulentos, siempre hay posibilidades de contactar a empresas serias en donde el trabajo se puede realizar desde el hogar con algunas ganancias.

"Hay compañías locales, por ejemplo, empresas más pequeñas que se anuncian directamente y dicen que buscan ayuda o empleados, no cobran por eso ni piden dinero. Es una posibilidad limitada la de ganar dinero trabajando desde el hogar, pero estoy segura que hay siempre excepciones, hay trabajos legítimos y los consumidores tienen que aprender a identificarlos. Para eso existen muchos mecanismos gubernamentales de protección y apoyo al consumidor, inclusive medios para que la persona pueda investigar de antemano de qué se trata esa empresa y qué récords tiene", indica Grant.

El Paracaidista investigó qué sucede cuando se llama a la empresa, cómo es la atención y cuáles los requerimientos a cumplir. Se contactaron más de 35 empresas que ofrecen trabajo desde la casa en todos los rubros y que principalmente se anuncian con un número 1-800 de llamada gratuita dentro de Estados Unidos. La información se tomó de avisos clasificados de periódicos locales y de websites especializados en la materia.

Casi todos los servicios tienen atención exclusivamente en inglés, una operadora le pregunta si es mayor de 18 y si tiene tarjeta de crédito para luego pedirle sus datos personales y explicarle que ellos le enviarán, por un costo promedio de $40, un libro informativo con más de 400 compañías para que se conecte con la empresa que le interesa. Generalmente no requieren experiencia previa y aseguran que con las instrucciones es suficiente para lograr cumplir con el trabajo.

Posteriormente, la persona escoge del libro la empresa con el trabajo que más le conviene, se pone en contacto con ésta y dicha compañía le envía el material a su casa para que comience (está incluido en el pago que hizo inicialmente para obtener el libro), con la promesa de que si hace una cantidad determinada semanalmente puede ganar bastante dinero.

En muchos casos no hay número telefónico y simplemente publican un P.O. Box para que la persona envíe un cheque por correo para recibir información, en otros no hay operadora y un contestador automático indica que se deje el nombre y la dirección para recibir información. Estas empresas publican anuncios en los periódicos diariamente, envían material promocional por correo a domicilio, entran por el correo electrónico o están en Internet. La gran mayoría de las empresas que ofrecen trabajos desde casa son compañías que listan a otras que finalmente proporcionan el trabajo.

Cómo protegerse
Afortunadamente hay muchos mecanismos de protección y alerta a los consumidores que decidan entrar en este negocio de trabajo desde la casa. El Better Business Bureau (BBB) es una organización nacional que controla y supervisa el funcionamiento de los negocios. Sirve como fuente de recursos, se puede consultar el estatus de cualquier empresa, investigar el récord de las mismas para verificar si son confiables, si están limpias o si han tenido problemas fiscales o con la justicia. Además el BBB recibe denuncias y abre investigaciones a empresas que no cumplen con las reglas para que de esta manera los consumidores sepan qué y dónde elegir correctamente.

"Si la persona es víctima de estos fraudes tiene el derecho de pedir reembolso del dinero invertido. Si se rehúsan o no responden entonces puede decirles que tiene planes de notificar a las autoridades lo sucedido. Es importante mantener todos los documentos, records, cartas enviadas, todos los papeles son importantes para recuperar su dinero. Documente sus llamadas telefónicas y tenga una lista de lo que ha gastado en tiempo y dinero porque eso también se puede reclamar", recomienda Rosane Grimberg, Gerente de Relaciones con los Negocios y Directora de Relaciones Públicas de Better Business Bureau del sur de Florida.

El otro organismo vital de protección que se ha mencionado varias veces en este artículo es la FTC o Federal Trade Commission (Comisión Federal de Comercio), que también se encarga de proteger a los consumidores en todos los aspectos de la vida en Estados Unidos (no solamente para el tema de trabajo en casa).

La Comisión presenta una demanda cuando existe una "razón para creer" que la ley ha sido o está siendo violada y cuando la Comisión considera que un procedimiento es de público interés. La demanda no es un fallo o sentencia respecto a la violación efectiva de la ley por parte del demandado. El caso será decidido por la corte.

Se puede acceder a las copias de las demandas presentadas por la FTC y el Department of Justice (DOJ, Departamento de Justicia) a través del sitio Web de la FTC: www.ftc.gov y también solicitándolas a: Consumer Response Center, Room 130, 600 Pennsylvania Avenue, NW, Washington, D.C. 20580. La FTC trabaja en favor del consumidor para la prevención de prácticas comerciales fraudulentas, engañosas y desleales y para proveer información de utilidad al consumidor con el objetivo de identificar, detener y evitar dichas prácticas. Para presentar una queja o para obtener información gratuita sobre temas de interés del consumidor visite http://ftc.gov/espanol o llame sin cargo al 1-877-FTC-HELP (1-877-382-4357) o al 1-866-653-4261 si tiene dificultades de audición. La FTC ingresa todas las quejas relacionadas a fraudes de Internet y sistema de telemercadeo, robo de identidad y otras quejas sobre prácticas fraudulentas a una base de datos segura llamada Centinela del Consumidor (Consumer Sentinel) que se encuentra a disposición de cientos de agencias de cumplimiento de las leyes civiles y penales en los Estados Unidos y en el extranjero.

Además, la FTC ha lanzado un nuevo sitio Web estilo "teaser" (gancho) para llegar a los consumidores que usan el Internet para encontrar oportunidades de negocio. Los sitios para inducir a los consumidores imitan a las páginas Web reales, al utilizar palabras que comúnmente suenan atractivas y al incluir declaraciones que son frecuentemente utilizadas por los promotores de oportunidades de negocio. A primera vista, el nuevo sitio inductor luce como un ofrecimiento de una oportunidad de negocio "imperdible" de una máquina expendedora de helados llamada "La Estación de los Helados". Este sitio contiene las típicas proclamas que prometen ganar dinero rápidamente con un mínimo esfuerzo. Cuando los consumidores presionan sobre cualquiera de los enlaces de este sitio, se enteran entonces de que el anuncio es en realidad un material educativo para consumidores puesto en línea por la FTC y que tiene como propósito advertirles sobre las estafas de oportunidades de negocio. Se puede consultar el sitio "teaser" del proyecto Biz Opp Flop en: www.wemarket4u.net/sundaestation/espanol.

"Para defenderse y evitar el fraude es recomendable hacer muchas preguntas, como cuál es realmente la tarea que voy a desempeñar, cómo me van a pagar, a quién le voy a enviar los materiales. Si el pago es por salario o por tarea, pedir referencias, preguntar. Cuando el consumidor es activo con sus preguntas muchas veces los promotores no tienen respuestas e inmediatamente se nota que es un engaño", explica Rosario Méndez.

El otro consejo que Méndez recalca es el de no dejarse intimidar por los promotores de estos servicios. Si la persona víctima del fraude dice que va a quejarse con las autoridades y recibe una amenaza que no quede paralizada, que contacte a los organismos de defensa cualquiera sea su situación migratoria, porque aunque muchas veces no se pueden recuperar los $100 que se gastó inicialmente, por lo menos recibe la satisfacción de haber parado un fraude.

"Por ser una agencia federal, el FTC no tiene capacidad de atender casos individuales, nosotros tomamos una tendencia. Cuando hay muchas quejas sobre la misma empresa o promotor entonces comenzamos a investigar. Por lo tanto que los consumidores no se queden de brazos cruzados cuando caen engañados. De esta manera podemos parar grandes operaciones de fraude especialmente contra los hispanos", aclara la experta.

Por otra parte el estado de Florida tiene un departamento de defensa del consumidor dependiente directamente de la oficina del fiscal general (Attorney General) que recibe quejas de personas que han sido estafadas por fraudes con trabajo desde el hogar.

La oficina del fiscal explica que las personas sin trabajo y con necesidad de encontrar empleo son blanco para agencias de empleo y/o anunciantes en los clasificados que actúan sin escrúpulos. Firmas que anuncian empleos, típicamente le piden a los consumidores que llamen a un número de teléfono "900", que cuesta entre $10 y $18 dólares por llamada, y no les proveen mucha información útil para encontrar empleo. Firmas que se dedican a buscar empleo anuncian la disponibilidad de trabajos fuera del país a través de anuncios clasificados y proveen un número "800" para ofrecer más información; un vendedor les explica los empleos disponibles, tipo de trabajo, salarios y beneficios. Ellos recomiendan que antes de que la persona decida firmar un contrato con una firma que le busque empleos, o una firma que ofrece empleos, por favor considere comunicarse con la Oficina del Procurador Estatal al 1-866-966-7226 y con otras agencias locales de asistencia al consumidor, para determinar si las compañías son legítimas o si tienen quejas o acción legal en contra. Aconsejan también que no dependa de información de las Cámaras de Comercio u otras organizaciones donde la membresía está basada en el pago en una cuota.

Better Business Bureau capítulo del sur de Florida, llamar al T + 561-842-1918 ó al número gratuito T + 1-800-834-6286 - www.bbbsoutheastflorida.org o a nivel nacional en www.bbb.org. Tienen atención en español y puede llamarlos con los datos de la empresa para que ellos le informen sus records antes de tomar cualquier decisión.

El Federal Trade Commission, FTC, también le atiende en español si desea expresar su queja o ha sido abusado como consumidor: T + 1-877-382-4357 o en Internet en el www.ftc.gov con información en español. Para casos de robo de identidad por tarjetas de crédito conectarse con el www.consumer.gov/idtheft.

Fiscal General de Florida, protección al consumidor en español: se puede poner en contacto con el Departamento de Agricultura y de Servicio al Consumidor llamando al 1-800-352-9832 (en Español) ó al 1-800-435-7352 (en Inglés). Si cree que ha sido víctima del fraude, llame a la línea directa contra el fraude de la oficina del Procurador General de la Florida al 1-866-966-7226. También, puede visitar la siguiente página: http://myfloridalegal.com/consumer para conseguir información sobre cómo protegerse contra el fraude.

National Fraud Information Center
NCL 1701 K Street, NW, Suite 1200, Washington DC 20006. T + 202-835-3323 - info@nclnet.org - www.fraud.org.

Direct Marketing Association
T + 212-790-1532 - www.the-dma.org.

Si desea averiguar estadísticas de casos de fraudes con distintas empresas de trabajo desde la casa conéctese con: www.consumer.gov/sentinel.

Foto: Archivo

Julio 2010






Copyright © ElParacaidista.com - Prohibida la reproducción y difusión en cualquier medio
sin previa autorización de ElParacaidista.com
.